Presentación

Las posibilidades y aplicaciones del agua como herramienta de trabajo en la construcción son infinitas.

El agua a presión en construcción es una técnica desconocida, que ofrece unos interesantes beneficios, si se usa con la combinación adecuada de caudal y presión.

Empleando equipos especializados, con las combinaciones adecuadas de caudal y presión, pueden realizarse tareas cómo:

  • Limpiezas y decapados de superficies.
  • Eliminación de revestimientos, óxidos y pinturas en metal, hormigón, plásticos, asfaltos,…
  • Eliminación de marcas viales y retirada selectiva de capas de pintura.
  • Limpieza y recuperación de materiales o equipos de construcción (andamios, material de encofrado, maquinaria de cimentación,…)
  • Eliminación de lechadas y relleno de juntas.
  • Raspado, saneado y retrabajado de superficies de hormigón o piedra.
  • Eliminación de hormigón en mal estado.
  • Descubrimiento de armaduras.
  • Eliminación extensiva de recubrimientos ferroviarios.
  • Hidrodemolición: retirada de hormigón sin afectar a las armaduras.

 

Solicitar la guía informativa de AETAC

Pulse aquí para solicitar gratuitamente la guía de AETAC en PDF